Remate Banco

Ante el no pago de los dividendos de un crédito hipotecario, el banco inicia un juicio ejecutivo en contra del deudor, requiriendo el pago del total del crédito. Si el deudor no paga dentro del plazo fijado, se pide el remate de la propiedad hipotecada.

Remate banco

El remate por parte del banco es parte de un juicio ejecutivo especial denominado JUICIO HIPOTECARIO, regulado por la Ley General de Bancos en sus artículos 103 y siguientes. Es aplicable en caso que el deudor no pague las cuotas o dividendos de un crédito hipotecario en el plazo acordado.

En un crédito hipotecario, la casa o bien raiz se encuentra en garantía hipotecaria a favor del banco.

Iniciado el proceso, se notifica al deudor y tiene el plazo de 10 días para pagar las cuotas o dividendos que se encuentran impagos, incluyendo los intereses, reajustes y costas que corresponda. Una vez concluído dicho plazo, si no hay respuesta del deudor, el banco puede solicitar al tribunal el remate del inmueble hipotecado o su entrega en calidad de prenda pretoria.

Como siguiente paso, el banco pide al Tribunal que DECRETE REMATE, lo que debe ser notificada al deudor dejando las copias en el domicilio que se haya acreditado en el proceso.

El tribunal fija la fecha y monto mínimo de la subasta. Para participar en un remate de este tipo, se debe presentar una boleta de garantía por el 10% del valor mínimo de la subasta, boleta que es devuelta si la persona no se adjudica el remate. Al adjudicarse una propiedad por esta vía, se debe cancelar el total del valor de la subasta en un plazo de 10 días.

¿Puedo adquirir una propiedad en remate judicial con un crédito hipotecario?

No, porque el plazo para pagar una propiedad rematada es de 7 a 10 días, un crédito hipotecario tarda bastante más que eso en tramitarse.